SERIAL MOM



Serial Mom
Los asesinatos de mamá
EEUU / 1994

Color: color.
Idioma: inglés.
Duración: 95 min.
Género: comedia, crimen, thriller.
Director: John Waters.
Guión: John Waters.
Reparto: Kathleen Turner (Beverly R. Sutphin), Sam Waterston (Eugene Sutphin), Ricki Lake (Misty), Matthew Lillard (Chip), Walt MacPherson (Detective Gracey), Scott Morgan (Detective Pike), Justin Whalin (Scotty), Patricia Dunnock (Birdie).

Sinopsis:

Beverly es la esposa modelo estadounidense, el pilar fundamental de la familia Sutphin. Sin embargo, su obsesión por mantener un entorno perfecto, dejará al descubierto su oscuro pasatiempo, el cual sepultará a quienes se opongan a sus reglas o dañen a los miembros de su clan.

Comentario:

Casualmente me he topado con este film de John Waters (Pink Flamingos, 1972), una comedia delirante con una fuerte crítica social a la cultura americana. Las comedias de horror generalmente caen en la ridiculez, perdiendo el horizonte con grandes vacíos y personajes irrelevantes. En este caso sucede todo lo contrario, Waters, crea todo un mundo en torno a una perfecta madre estadounidense que goza de viscerales placeres, dando forma a secuencias delirantes. Una trama que realmente encanta con cada jugada de Beverly, sintiendo empatía y la necesidad de seguir acabando con cada prototipo americano presente en el mágico vecindario de Baltimore, inundado de melodías casi extraídas de una cinta de Walt Disney: de locos.

El fanatismo por los asesinatos escondido dentro de una inocente biblia de plumíferos deja al descubierto la genética de la familia Sutphin. Un hijo adicto a los filmes de horror y que para colmo trabaja en una cutre tienda de videos, una hija promiscua y un padre dentista que disfruta con el dolor de sus pacientes. El extraño asesinato del profesor de la secundaria y el testimonio de una droga que apenas puede hilar una frase correctamente, inicia una investigación en la pequeña villa, interrogatorios que dirigen a los detectives a la ejemplar morada americana, en donde por supuesto la imagen perfecta de nuestra musa no denota sospecha alguna, sólo obsesión protocolar.


Los personajes clichés marcan la pauta del itinerario, creando una lista de los pobladores que transgreden las reglas -que por lo demás son ciertas- de la protagonista. Hay momentos que quedaron marcados en la historia de esta cinta, empezando por la muerte de la vecina que no rebobina los VHS antes de devolverlos, secuencia en donde la perfecta Beverly con una pata de cordero en mano y al ritmo de los canticos del clásico de 1982, “Annie”, la masacra por completo. Como también, la última persecución en el concierto de rock precedido por las “Camel Lips” (banda estadounidense más bien conocida como las L7), nombre acompañado de marcadas vaginas moviéndose al son de las guitarras eléctricas. Una multitud que ignora todo el ingenio empleado contra un adolescente curioso, quien por lo demás no logra escaparse de la estrella del horror: vociferada hasta el cansancio como uno de los nuevos íconos de la cultura pop del condado.

Las únicas cintas que me han hecho recordar el rostro de Kathleen Turner a través de los años han sido “Romancing the Stone” (1984) y su secuela “The Jewel of the Nile” (1985), ambas en compañía de Michael Douglas. Una imagen arraigada en Hollywood gracias a estos clásicos muy similares al lo que significó en su momento “Indiana Jones” de Steven Spielberg. Luego de haber tenido mas bajos que altos, acepta la propuesta de John Waters, la cual fue un destello más en su carrera que se volcó por completo al cine independiente y a ciertas apariciones en series televisivas populares. Beverly R. Sutphin se ha convertido en mi nueva heroína –de prácticas sucias- preferida: hace bastante que no reía tanto con una comedia de horror consistente y llena de detalles. No imagino este espeluznante y carismático personaje en otra actriz que no fuera Turner: sin dudas “Serial Mom” es el ícono perfecto para los “horror fans” presentes en el metraje. "You know, you're bigger than Freddy and Jason now, only you're a real person"..


Un inteligente punto de vista que trasforma a la villana en una asesina inolvidable, la cual no es conveniente tener como enemiga (sometiéndonos por completo a sus estructuradas convicciones). Una política incorrecta de vida que va eliminando uno a uno a los personajes corrosivos de una podrida y encubierta sociedad americana; acidez innata que es imposible no disfrutar. Un sistema social que deja en ridículo hasta su justicia, en donde una astuta asesina es capaz de poner a prueba la estupidez de las fuerzas especiales, consiguiendo por si misma su libertad. Audacia que atrapa a los pobladores, convirtiéndose en el nuevo ídolo de la ciudad, un fenómeno que los miembros de su clan transforman en un verdadero negocio: burlándose en cierto modo del revuelo que provocase en su época el famoso “Charles Manson”.

“Serial Mom” es una excelente comedia negra, en la cual el verdugo de la historia pasa al pódium de las estrellas: adjudicándose las vidas de los odiosos pobladores con clase y elegancia. El film funciona gracias a un guión con una fuerte critica social por detrás y a una encantadora Kathleen Turner que maquina una asesina con un carisma inigualable. Sin dudas un film que encanta de principio a fin: cánticos de pájaros, de la huerfanita Annie y una atmósfera al más estilo Disney que alberga a la peor y magnifica madre psicópata de Baltimore, Beverly R. Sutphin.


PD: Annie y la brutal pata de cordero: REWIND.

CALIFICACIÓN


TRAILER

PARANORMAL ACTIVITY: The Marked Ones.



Paranormal Activity: The Marked Ones.
Actividad Paranormal: los señalados.
EEUU / 2014

Color: color.
Idioma: inglés.
Duración: 84 min.
Género: horror, paranormal, brujería, suspenso.
Director: Christopher Landon.
Guión: Christopher Landon.
Reparto: Molly Ephraim (Ali), Crystal Santos (Coven Witch), Richard Cabral (Arturo), Andrew Jacobs (Jesse), Jorge Díaz (Hector), Wallis Barton (Captive Girl), Eddie J. Fernandez (Carlos).

Sinopsis:

Tras la muerte de su vecina y experimentar con un desconocido ritual de magia negra, Jesse despierta con una extraña marca en su brazo. El suceso traerá consigo fuerzas sobrenaturales que convertirán la vida del adolescente en un verdadero infierno, dejando al descubierto los planes de un antiguo aquelarre de brujas.

Comentario:

El proyecto que comenzara Oren Peli en el 2007, ha sumado a la fecha ya cinco entregas. Un revuelo que causó toda una moda en un publico adolescente, dejando de lado por completo la calidad de las mismas. Esta quinta entrega llega de la mano de Chistopher Landon, productor y guionista presente a lo largo de la aventura paranormal, creando un Spin-off que toma como base los sucesos ocurridos en la saga. Nunca me he considerado un adepto de “Actividad Paranormal”, creo que desde la primera entrega nunca logré enganchar, menos aún al ver el revuelo que causó en el 2007, donde exageradamente se vendía como la película más aterradora de los últimos tiempos, y que para colmo, era todo lo contrario. Opciones hay para todos, pero personalmente nunca sentí interés, sólo me he dado el tiempo con ellas para tener una opinión con fundamento, lo cual creo que es lo más coherente.


El escenario se traslada a un barrio latino estadounidense, introduciendo todo el rollo de la magia negra y blanca presente en la cultura latinoamericana. La mecánica comienza con la compra de una cameraPro que seguirá a nuestro protagonista y nos hará parte de sus aventuras. Como dice el dicho “la curiosidad mató al gato”, y es aquí en donde una simple broma por espiar a la freaky vecina, siembra las primeras dudas de su comportamiento, acrecentándose luego de su muerte. La invasión a esta morada y el experimento con un ritual convierten a Jesse en una especie de “X-Men”, inyectándole una sobredosis de adrenalina a la vida de estos adolescentes; panorama que se va oscureciendo a medida que avanza el metraje. Un proceso lento que nos aísla por momentos del núcleo que creó Peli años atrás.

Aún recuerdo las pequeñas micro siestas que me provocó en el cine la aburrida “Actividad Paranormal 4”, motivo crucial por el cual decidí nunca más cenarme una de estas entregas en la pantalla grande. Debo reconocer que dentro de todo lo malo, el film logra una mayor química con el espectador gracias a sus protagonistas; momentos –aunque escasos-  en los que a lo menos se logra algo de intriga con la mutación de sus personajes. El problema recae al momento de destapar la olla; nuevamente se comete el mismo error de mostrar en sus últimos minutos el aquelarre de brujas, dejando al espectador con ganas de más, un truco para vendernos la próxima entrega, preguntándonos si esta idea que ya no da para más, podrá seguir ideando pretextos para seguir aumentando los números en la cuenta bancaria. La raíz del problema para variar llega tarde ¿Podrían explorar este segmento de una vez por todas? Sería bastante interesante.

Recortes de periódicos que nos llevan a la misma idiotez de siempre, peor aún, una estúpida puerta que nos traslada al asesinato que concluye el film del 2007, y que ahora es posible observar en primera fila. La aparición de Kate está más que manoseada, por más que haya una conexión con la historia, no tiene lógica, menos aún la participación de una de las protagonista de la segunda parte, que explica de manera absurda el planteamiento con el que se intenta jugar. Quizás lo único novedoso sea la inclusión de efectos especiales más elaborados y la matanza de brujas en su conclusión, que por lo demás, saca más de una carcajada: ojalá existiera una video juego así… ¿O no?


El film en algún momento logra transmitir algunos destellos de supervivencia, tratando de dar un giro y desechando las cámaras estáticas que definieron en gran parte las cuatro entregas. Intentos fríos que se hunden en darle más profundidad a una historia que desde hace años viene desgastándose frente a los ojos de la audiencia: desvergonzadamente no toma en cuenta este importante detalle. No se que se podrá esperar de “Actividad paranormal 6” ¿Más de lo mismo? Me temo que sí, haciendo gala de efectos especiales un poco mas producidos. Viendo esta última entrega puedo aceptar que se realizarán unas 5 más, y es en esta última en donde recién sabremos en detalle lo que realmente se trataba de hacer con este relato más que manoseado. ¿Actividad paranormal futurista con brujas dotadas de poderes provistos de alta tecnología?

Lo único que rescato de “The marked ones”, es el intento de resurgir el proyecto (a lo menos suma unos buenos puntos.). Una más a la lista, lo único que faltaría ver en el futuro es un “Box Set” de la saga, lo cual no dudo que sucederá y que se venderá como pan caliente. Más que una propuesta de brujería, Oren Peli creo todo un producto orientado más a los números que a su calidad. Gustos hay para todos, pero como reiteré anteriormente, nunca logre enganchar. Nueva historia con brujas extintas, nuevos personajes desechables y una vez más la predecible aparición de Kate. A todo esto ¿Alguna vez será posible verla en plenitud? ¿Tendrán que congelarla para hacer uso de ella en la entrega que cierre este ciclo? ¿Qué más se nos puede vender como información? ¿Volveremos a lo mismo? Quien sabe.


PD: más altares de brujería. Hasta “Simón dice” está presente.

CALIFICACIÓN


TRAILER

THANATOMORPHOSE



Thanatomorphose
Canadá / 2012

Color: color.
Idioma: inglés.
Duración: 100 min.
Género: horror, gore.
Director: Éric Falardeau.
Guión: Éric Falardeau.
Reparto: Kayden Rose, Émile Beaudry, Eryka Cantieri, Roch-Denis Gagnon, Simon Laperrière, Pat Lemaire, Karine Picard, David Tousignant.

Sinopsis:

Una mujer comienza a experimentar en vida la descomposición de su cuerpo, episodios que la llevan a encerrarse por completo en su departamento. El sexo mezclado con una fuerte carga de hemoglobina, serán sólo el comienzo de una brutal pesadilla.

Comentario:

Sexo, vida, muerte es quizás una de las cadenas que representa a este film, con la diferencia que la muerte se produce de modo paulatino, escarbando sin compasión cada herida provocada por las emociones provenientes de la depresión. El debutante Éric Falardeau llega desde Canadá con este visceral y putrefacto proyecto, sometiéndonos a un estado de reflexión con un panorama no apto para estómagos sensibles. Podría tratarse de un bodrio acto de morbosidad, pero la sutileza (emocionalmente hablando) con que es llevada a pique la historia de la depresiva protagonista, nos deja en un estado de introspección inesperado. Personalmente al enterarme de esta nueva propuesta, me causó algo de intriga, pero no más de lo que podría provocar un trailer gore. Contrariamente a lo que pensaba, me choqué de frente con un film más experimental, que, con un guión –casi inexistente-, me encerró por completo en la oscuridad de un tétrico departamento.



“Thanatomorphose” representa el ciclo de la muerte, el cual definitivamente es mirado con terror, e incluso con desesperación; un episodio experimentado repetitivamente mediante las emociones y que finalmente no se compara al verdadero acto: la famosa frase de estar muerto en vida. La aniquilación del cuerpo y el miedo a la descomposición en un lugar olvidado, es lo que retuerce el director. Desde el comienzo los diálogos inexistentes y la relación sin emociones que experimenta la protagonista, nos dan luces de la gradual depresión en la que iremos cayendo, mezclada con perturbadores y psicodélicos extractos visuales que me recordaron a los primeros “Silents Hills” (video juegos) que te dejan marcando ocupado y con un gran WTF; rescatando por supuesto el que ante precede la llamada telefónica, de locos… irradiación sonora enfermiza, digno de una pesadilla.

La cotidianidad del film nos acerca a aquellos espacios imposibles de descifrar, naciendo la pregunta ¿Qué hace exactamente un individuo hundido en si mismo en su diario vivir? Escenas eternas en donde abunda el abuso de terceros y la apatía de su grupo social, una supuesta imagen profanada de comentarios positivos, mientras la chica del film se somete a una serie de cuestionamientos que la aíslan por completo ¿Un concepto de preocupación estúpida implantada por la sociedad? Los indicios que la van marcando a lo largo del metraje son representado a través de marcas en su cuerpo, ni mencionar las intenciones de uno de sus pretendientes, que dejan reflejada la desesperación por unos minutos de placer sin importar el estado físico de su acompañante; momento asqueroso que llega al punto de la degradación máxima. Quizás se hace hincapié a una aceptación valida de cualquier modo, un tipo de esclavitud que termina por explotar en la rabia y venganza presente en el instinto de supervivencia.



Si se pretende disfrutar de esta cinta gore, hay que armarse de una paciencia infinita ya que los diálogos son casi inexistentes, sólo es un ejercicio de reflexión que retrata el deterioro psicológico mediante la parte física al extremo. Los minutos de silencio sólo son recompensados con el aspecto visual, una carga de gore que acepta de manera formidable la modelo y actriz “Kayden Rose”, comenzando con su proyecto de arte –una cabeza de arcilla- que deja ver los primeros destellos de su propia imagen. La fijación por la descomposición en largos planos, hacen optar a la musa por rebuscados y desesperados métodos para reconstruir su cuerpo, transformando la morada en un verdadero show gore de mal gusto, lo que no la hace menos interesante.

El proyecto tuvo una gran acogida en el “Festival de Sitges (2012)”, generando una gran expectativa en las redes sociales (una promoción en que este simple cinéfilo cayó). Pese a ser un proyecto que avanza como una oruga, logra explotar en una carga enfermiza de depresión y descomposición, olvidándonos en todo momento de la fabricación de un guión: que hubiese sido lo ideal. Lo que empieza como un insignificante moretón, avanza gratamente hasta ver la última milésima de vida de la afectada; un cadáver arrastrándose en busca de una salida que lógicamente no consigue, dejando a su haber un par de víctimas que se justifican mediante la venganza.


Quizás “Thanatomorphose” está un poco sobrevalorada, pero representa con creces que pese a no gozar de un acomodado presupuesto, logra sacar a flote una idea simple inteligentemente. Personalmente me dejó marcando ocupado, pero en un aspecto positivo, ya que hace bastante tiempo no me encontraba con un film que a lo menos rompiera un poco los esquemas presentes hoy en día en el cine de horror. Un proyecto bastante “Indie”, que se divierte de manera brutal con las emociones desde un ángulo visceral. La recomiendo únicamente para quienes desean explorar otras ramas de este género, dejando de lado las clásicas reglas del cine; sometiéndose por completo a una descomposición mental reflejada físicamente. La depresión definitivamente transforma el cuerpo en el santuario de la putrefacción.

CALIFICACIÓN


TRAILER




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
CaLaBoZoRaDiOaCtIvO © 2010 | Designed by Trucks, in collaboration with MW3, Broadway Tickets, and Distubed Tour